.

RINCON POETICO




Según la tradición carmelita Ntra. M. Santísima, Jesús y Ntro. P. San José visitaron a los hijos de San Elías y San Eliso sobre las faldas del Monte Carmelo. 

La imagen, corresponde a una serie de grabados (en blanco y negro, como suelen), posiblemente de Diepenbeke, sobre la leyenda dorada que recoge el P. Daniel de la Virgen María en su Speculum Carmelitanum. De de paso al volver de Egipto, María y José presentan al Niño a los Carmelitas, después de haberse hecho realidad la promesa de la Nubecilla de Elías prefigurada por San Elías. Por tanto se refiere a los Carmelitas del Antiguo Testamento que ya estaban en la Nueva Era y ellos sin saberlo, y por eso se llenan de alegría. Se trata de las numerosas historias antiguas y singularmente preciosas del Carmelo en las que creían los padres más graves de la Orden de la época de Arnoldo Bostio, Miguel de San Agustín, María Petyt.y tantos otros. El origen parece ser la tradición oral, y no nos extrañaría nada ver a María Santísima visitar el Monte de su prefiguración, con Jesús la promesa de aquella nube blanca saliendo del mar y alzándose trayendo gracia y bendición y su glorioso esposo San José.

 
¿A qué es precioso?