.

NOTICIAS....


Pascua 2014

 

¡Resucitó, como decían las Escrituras, Resucitó… por era Él la esperanza del hombre… Resucitó y Murió en una misma dinámica: la del AMOR!

¡Alégrate María, alégrate porque tu Hijo ha Resucitado… el puente está tendido, las manos extendidas y el yugo fácil de su misericordía debe abrazar nuestro mundo!

Alégrate tú también, arca de tantos tesoros, administradora del raudal de los sacramentos, alégrate porque Jesús es tu cabeza…y nosotros, te formamos unidos a Él. Alegrate tú,  Iglesia nacida de su costado… tu cabeza ha Resucitado.



Boletin. 2014





María Asunta de la Eucaristía 
Carmelita Descalza

JM + JT
 

Como quien espera a su Señor, de forma repentina y silenciosa en el adviento se nos marchó al Belén eterno nuestra hermana Asunta de la Eucaristía, cargada de años y achaques vividos con amor por Cristo en esta casa de la Virgen. Dejó su recuerdo, imborrable ¿Porqué negarlo?

Hermana María Asunción de la Eucaristía, descanso en la paz del Señor el día 15 de noviembre a los 83 años de edad y 61 de Profesión. El número que le corresponde es el 687.

Mujer de fe, con un temperamento fortalecido por los años y un propósito en el corazón: Servir a Cristo.  Siempre amante de las escrituras y sobre todo del apostol Pablo, citaba con frecuencia y fidelidad textual muchos textos que había aprendido y hecho vida a lo largo de muchos años. Carmelita Descalza fue, durante mucho tiempo en un país de misión, Marruecos. !Cuantas oraciones para los de aquí y allá se trenzaron durante toda su vida en favor del mundo, de la Santa Iglesia...de cada necesidad de todos los hombres!

Durante su enfermedad padeció sus limitaciones edificando a toda la comunidad. Su apostolado se extendía más allá de los muros de nuestra clausura. Vivía pidiendo por sus capellanes. Por sus sacerdotes y seminaristas... por vivir la utopía de vivir el Reino de Dios, con los pies bien puestos en la tierra.

Ahora vive en la Jerusalén del cielo, vive con aquellos con los que amó siempre aqui en la tierra con mirada de fe, sin olvidar aquellos que compartieron este suelo y peregrinar junto a ella. Encomendamos su alma a la intercesión amorosa de la Reina del Carmelo, en cuya manos dejamos nuestros cuidados, pidiendo a su vez las oraciones y sufragios que mandan nuestras leyes.

CCDD de Écija


Boletín Informativo # 16- 2012



MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
AL OBISPO DE ÁVILA (ESPAÑA)
CON OCASIÓN DEL 450° ANIVERSARIO DE
LA FUNDACIÓN
DEL
MONASTERIO DE SAN JOSÉ EN ÁVILA
Y DEL INICIO DE
LA REFORMA DEL
CARMELO


Al venerado Hermano
Monseñor Jesús GARCÍA BURILLO,
Obispo de Ávila

1. Resplendens stella. «Una estrella que diese de sí gran resplandor» (Libro de la Vida 32,11). Con estas palabras, el Señor animó a Santa Teresa de Jesús para la fundación en Ávila del monasterio de San José, inicio de la reforma del Carmelo, de la cual, el próximo 24 de agosto, se cumplen cuatrocientos cincuenta años. Con ocasión de esa feliz circunstancia, quiero unirme a la alegría de la querida Diócesis abulense, de la Orden del Carmelo Descalzo, del Pueblo de Dios que peregrina en España y de todos los que, en la Iglesia universal, han encontrado en la espiritualidad teresiana una luz segura para descubrir que por Cristo llega al hombre la verdadera renovación de su vida. Enamorada del Señor, esta preclara mujer no ansió sino agradarlo en todo. En efecto, un santo no es aquel que realiza grandes proezas basándose en la excelencia de sus cualidades humanas, sino el que consiente con humildad que Cristo penetre en su alma, actúe a través de su persona, sea Él el verdadero protagonista de todas sus acciones y deseos, quien inspire cada iniciativa y sostenga cada silencio.
2. Dejarse conducir de este modo por Cristo solamente es posible para quien tiene una intensa vida de oración. Ésta consiste, en palabras de la Santa abulense, en «tratar de amistad, estando muchas veces a solas con quien sabemos nos ama» (Libro de la Vida8,5). La reforma del Carmelo, cuyo aniversario nos colma de gozo interior, nace de la oración y tiende a la oración. Al promover un retorno radical a la Regla primitiva, alejándose de la Regla mitigada, santa Teresa de Jesús quería propiciar una forma de vida que favoreciera el encuentro personal con el Señor, para lo cual es necesario «ponerse en soledad y mirarle dentro de sí, y no extrañarse de tan buen huésped» (Camino de perfección 28,2). El monasterio de San José nace precisamente con el fin de que sus hijas tengan las mejores condiciones para hallar a Dios y entablar una relación profunda e íntima con Él.


3. Santa Teresa propuso un nuevo estilo de ser carmelita en un mundo también nuevo. Aquellos fueron «tiempos recios» (Libro de la Vida 33,5). Y en ellos, al decir de esta Maestra del espíritu, «son menester amigos fuertes de Dios para sustentar a los flacos» (ibíd. 15,5). E insistía con elocuencia: «Estáse ardiendo el mundo, quieren tornar a sentenciar a Cristo, quieren poner su Iglesia por el suelo. No, hermanas mías, no es tiempo de tratar con Dios asuntos de poca importancia» (Camino de perfección 1,5). ¿No nos resulta familiar, en la coyuntura que vivimos, una reflexión tan luminosa e interpelante, hecha hace más de cuatro siglos por la Santa mística?
El fin último de la Reforma teresiana y de la creación de nuevos monasterios, en medio de un mundo escaso de valores espirituales, era abrigar con la oración el quehacer apostólico; proponer un modo de vida evangélica que fuera modelo para quien buscaba un camino de perfección, desde la convicción de que toda auténtica reforma personal y eclesial pasa por reproducir cada vez mejor en nosotros la «forma» de Cristo (cf. Gal 4,19). No fue otro el empeño de la Santa ni el de sus hijas. Tampoco fue otro el de sus hijos carmelitas, que no trataban sino de «ir muy adelante en todas las virtudes» (Libro de la Vida 31,18). En este sentido, Teresa escribe: «Precia más [nuestro Señor] un alma que por nuestra industria y oración le ganásemos mediante su misericordia, que todos los servicios que le podemos hacer» (Libro de las Fundaciones 1,7). Ante el olvido de Dios, la Santa Doctora alienta comunidades orantes, que arropen con su fervor a los que proclaman por doquier el Nombre de Cristo, que supliquen por las necesidades de la Iglesia, que lleven al corazón del Salvador el clamor de todos los pueblos.


la Santa evangelizó sin tibiezas, con ardor nunca apagado, con métodos alejados de la inercia, con expresiones nimbadas de luz. Esto conserva toda su frescura en la encrucijada actual, que siente la urgencia de que los bautizados renueven su corazón a través de la oración personal, centrada también, siguiendo el dictado de la Mística abulense, en la contemplación de la Sacratísima Humanidad de Cristo como único camino para hallar la gloria de Dios (cf. Libro de la Vida 22,1; Las Moradas 6,7). Así se podrán formar familias auténticas, que descubran en el Evangelio el fuego de su hogar; comunidades cristianas vivas y unidas, cimentadas en Cristo como en su piedra angular y que tengan sed de una vida de servicio fraterno y generoso. También es de desear que la plegaria incesante promueva el cultivo prioritario de la pastoral vocacional, subrayando peculiarmente la belleza de la vida consagrada, que hay que acompañar debidamente como tesoro que es de la Iglesia, como torrente de gracias, tanto en su dimensión activa como contemplativa.
Y las tomó por hijas, y las recibió en su hábito y Orden…desde ese día ellas también compartían la herencia de aquellos profetas moradores del Santo Monte Carmelo. En silencio y oración emprendieron de su mano el viaje a la eternidad y la salvación de los hombres quedó tan grabada en sus almas, que solo como María podían vivir aquel fuego que la abrazo a su Hijo en la cruz.
En esta apasionante tarea, el ejemplo de Teresa de Ávila nos es de gran ayuda. Podemos afirmar que, en su momento,
La fuerza de Cristo conducirá igualmente a redoblar las iniciativas para que el pueblo de Dios recobre su vigor de la única forma posible: dando espacio en nuestro interior a los sentimientos del Señor Jesús (cf. Flp 2,5), buscando en toda circunstancia una vivencia radical de su Evangelio. Lo cual significa, ante todo, consentir que el Espíritu Santo nos haga amigos del Maestro y nos configure con Él. También significa acoger en todo sus mandatos y adoptar en nosotros criterios tales como la humildad en la conducta, la renuncia a lo superfluo, el no hacer agravio a los demás o proceder con sencillez y mansedumbre de corazón. Así, quienes nos rodean, percibirán la alegría que nace de nuestra adhesión al Señor, y que no anteponemos nada a su amor, estando siempre dispuestos a dar razón de nuestra esperanza (cf. 1 Pe 3,15) y viviendo, como Teresa de Jesús, en filial obediencia a nuestra Santa Madre la Iglesia.
5. A esa radicalidad y fidelidad nos invita hoy esta hija tan ilustre de la Diócesis de Ávila. Acogiendo su hermoso legado, en esta hora de la historia, el Papa convoca a todos los miembros de esa Iglesia particular, pero de manera entrañable a los jóvenes, a tomar en serio la común vocación a la santidad. Siguiendo las huellas de Teresa de Jesús, permitidme que diga a quienes tienen el futuro por delante: Aspirad también vosotros a ser totalmente de Jesús, sólo de Jesús y siempre de Jesús. No temáis decirle a Nuestro Señor, como ella: «Vuestra soy, para vos nací, ¿qué mandáis hacer de mí?» (Poesía 2). Y a Él le pido que sepáis también responder a sus llamadas iluminados por la gracia divina, con «determinada determinación», para ofrecer «lo poquito» que haya en vosotros, confiando en que Dios nunca abandona a quienes lo dejan todo por su gloria (cf. Camino de perfección 21,2; 1,2).
6. Santa Teresa supo honrar con gran devoción a la Santísima Virgen, a quien invocaba bajo el dulce nombre del Carmen. Bajo su amparo materno pongo los afanes apostólicos de la Iglesia en Ávila, para que, rejuvenecida por el Espíritu Santo, halle los caminos oportunos para proclamar el Evangelio con entusiasmo y valentía. Que María, Estrella de la evangelización, y su casto esposo San José intercedan para que aquella «estrella» que el Señor encendió en el universo de la Iglesia con la reforma teresiana siga irradiando el gran resplandor del amor y de la verdad de Cristo a todos los hombres. Con este anhelo, Venerado Hermano en el Episcopado, te envío este mensaje, que ruego hagas conocer a la grey encomendada a tus desvelos pastorales, y muy especialmente a las queridas Carmelitas Descalzas del convento de San José, de Ávila, que perpetúan en el tiempo el espíritu de su Fundadora, y de cuya ferviente oración por el Sucesor de Pedro tengo constancia agradecida. A ellas, a ti y a todos los fieles de Ávila, imparto con afecto la Bendición Apostólica, prenda de copiosos favores celestiales.
Vaticano, 16 de julio de 2012
 
BENEDICTUS PP. XVI

Boletín Informativo # 15- 2010


15 de Ostubre

 
 
Leyenda de de izquierda a derecha:

1. Celda donde murió la Santa Madre en el Carmelo de Alba de Tormes.

2. Fachada de San José de Ávila.

3. Celda del Santo Padre en Granada

4. Ermitas de San José de Ávila

5. Coro bajo. Carmelo de San José

6. El Cristo de los lindos ojos.

7. Zagúan y torno del Carmelo de San José de Ávila

8. Cocina antigua de San José de Ávila.

9. Fachada del Carmelo de la Encarnación de Alba de Tormes.





El Cristo que estuvo en la ermita hasta que la cerrarón en los años de la constrcción del nuevo cementerio en la huerta conventual. Hoy ha sido restituído a su sitio, en el que estuvo mirando con ojos de amor a sus carmelitas, desde 1702. Año de la inaguración de la cripta conventual.

No nos resistimos queridos hermanos a contaros la alegría de nuestra comunidad en este aniversario 372 de la fundación de este monasterio de San José de Écija.
Además de agradecer otro año más de vida, de servicio y amor al Rey del cielo a nuestra Madre la Iglesia, en fecha tan señalada se tuvo la apertura de la cripta conventual, que había estado tapiada por cerca de 24 años.
Ayer se comenzaron las labores de restauración y acondicionamiento de la cripta, que durante cientos de años ha guardado el cuerpo de nuestras hermanitas difuntas.

 

Una de las cruces de profsión de nuestras hermanas primitivas deteriorada por el tiempo.

 
Cuentan las crónicas que todos los días de difuntos, se hacía encender una lamparilla de aceite colocándose al lado del Ecce Homo que desde 1702  años de la inauguración, estuvo en el cementerio.
La cripta está localizada abajo del coro bajo. Casi todas las hermanas que han estado enterradas aquí, han terminado como arenilla, parece que de la humedad altamente corruptiva. Se han salvado de esta destrucción del tiempo y los efectos del entorno, nuestra fundadora, que pocos años de exhumarla se colocó debajo de las rejas del coro, una seglar enterrada con hábito de carmelita por petición suya y otra hermana, que por el momento desconocemos quien es, pero debió ser de nuestras primitivas madres.
Fue de alegría ver los 18 nichos, dos de ellos vacíos, por enterrarse desde su cierre en el nuevo cementerio de la comunidad.


Artar de la cripta. Aún se vé la inscripción: "Yo soy la resurrección y la vida".

El Ecce Homo, ya tiene su sitio, con su vista al lado derecho, donde están los nichos. Ha quedado muy bonito, devoto y servirá de ermita que den cobijo para la oración a las hijas de Santa Teresa en este verano que se acerca.

Agradecemos a Dios que en estas fechas tan significativas para nuestra comunidad, nuestras hermanas difuntas tengan el recuerdo de sus hermanas que sobre ellas, en el coro, ofrecen a Dios el eximio sacrificio de sus alabanzas, como un día hicieron estas.

 

Foto de la cripta en su estado actual. Foto 2010


Al final os invitamos a visitar dos álbunes nuevos que hemos incluido en en link de álbunes. Pinchad encima:
Toma de Hábito Hna. Teresita del Niño Jesús y de la santa Faz: http://www.carmelitasecija.es.tl/ALBUM--k1-nuevo-k2-/kat-18.htm

Un saludo a todos.




Boletín Informativo # 14- 2010

Toma de hábito de Hermana Teresita del Niño Jesús y de la santa Faz.
Día de la Divina Misericordia.

 



TOMA DE HÁBITO DE HNA. GUADALUPE DE JESÚS OCD
CARMELITAS DESCALZAS DE SAN JOSÉ DE ÉCIJA
DÍA DE NTRO. PADRE Y SEÑOR SAN JOSÉ.




JM + JT
 
Jesús sea el centro de nuestras almas.
 
A los amigos, hermanos de Ntra. Sagrada Orden y sacerdotes todos. Queremos compartir la alegría que ha significado para esta pobre comunidad la toma del Santo Hábito de Hna. Guadalupe de Jesús.
Después de un fervorosísimo postulantado la comunidad decidió votarla para vestir el hábito de Nuestra Señora, Reina y Hermosura del Carmelo.
En los diez días de ejercicios en soledad que suelen tenerse antes de la toma de hábito y que precedieron  a la ceremonia, cuenta la hermana que estuvo muy feliz. - ¡parecía un sueño! Nos dice. Tanto lo deseaba que el Señor al fin le regaló esa gracia inapreciable que es vestir el vestido de María, su librea y escudo…su escapulario.
Ante la comunidad y en refectorio tuvo como es tradición la mortificación y agradeció luego en recreo a la comunidad el regalo de admitirla a la vestición. Muy emocionadas todas le dimos ese abrazo que no suele ser diario, pero que cuando se da, se regala en él todo el cariño de hermana. Somos una familia, un pequeño colegio y a pesar de nuestras flaquezas, Dios es bueno y se manifiesta en nuestras vidas a manera de alegría. ¡Es muy feliz la vida del Carmelo! Esas fueron sus palabras al preguntarla la más anciana de casa si se sentía a gusto.
 
El día 19 de marzo, solemnidad de Ntro. Padre y Señor San José muy temprano, cuando todo dormía aún, salía después del rezo la comunidad a buscar a la postulante a su celda. Ahí estaba hermana Guadalupe, llorando de felicidad, con su cirio encendido, símbolo de las esposas prudentes que esperan al amado sea de día o de noche.
Cantábamos el O gloriosa virginum, himno que acompaña la procesión. Llegando al coro, viene lo interesante. La ceremonia sencillísima y en la más absoluta soledad se desarrolla preciosa. Poco a poco la novicia se va revistiendo de las partes que componen el hábito. Toca y blanco velo, capa y santo escapulario… palabras del evangelio acompañan cada una de las partes diciendo su significado.
Al final se postra en medio del coro la novicia en un lecho de flores. Mientras para el mundo muere una joven nace en el jardín de la Virgen una de sus palomicas de capa blanca. No podemos decir sino que Dios es bueno.
¡Para el toda la gloria y el eximio sacrificio de nuestra alabanza!
Desde este rincón de la Andalucía española Hna. Guadalupe manda un saludo a su familia y amigos asegurándoles sus oraciones.
En Jesús, María y José sus Carmelitas Descalzas de Écija
 



 

Boletin informativo # 13 2010



Boletín informatio #12-2009

pinchad aqui: http://carmelitasecija.es.tl/ALBUM/pic-1000580.htm



Boletín informatio #11-2009

N5: 24/12/2009

N3: 5-10-2009 Fallece en este palomar Hna. Ma. del Carmen del Sagrado Corazón ocd.



JM + JT

N2: 1-10-2010 Entrada de Hna. Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz en el postulantado.




Boletin informativo # 10- 2009

N-1: 17/08/2009 Entrada de Hna Guadalupe de Jesús.
 





 
2- No era idea de la santa abulense dividir el Carmelo. No estaba dentro de sus planes el formar una Orden independiente y separarse del antiguo tronco de la Orden. Al menos no en el principio. Ella era eco de miles de corazones enamorados de aquellas tradiciones y género de vida, que habían impulsado a cruzados y nobles a dejarlo todo por el mayor de los tesoros: Cristo. Bullía en ella el deseo, anhelo y exigencia interior de padecer por Cristo vaciandose de todo lo supperflúo, viviendo una vida austera y sencila, como tocaba a los hermanos de la Virgen... aquello poquito que se pudiera para consolar a Dios de tantas ofensas u olvidos.
 

Grabado. Monasterio de San José de Ávila, primero de la Reforma Teresiana.


Se había nutrido de buena savia, conocía su vocación y la amaba y el mismo deseo de vivir ese “Solo Dios basta” que tantas veces había pronunciado tan de verás la hacia poner pie en tierra y echar a andar, un camino largo, fatigoso, pero que llegaría a paso de golpes y dificultades a ser una de las más grandes transformaciones conocidas en una Orden religiosa.
¿Cómo se vivía en la Encarnación de Ávila, de donde había salido a fundar el primer monasterio de la Reforma? Pues a decir verdad y pese al desmesurado número de monjas que le habitaban, los locutorios casi constante y el trato casi excesivo con el mundo exterior en miras a satisfacer las necesidades básicas del monasterio, no era este de los más abiertos y relajados de su entorno. 
La vida religiosa conocía un tiempo de crisis, marcada drásticamente por la pérdida del espíritu primigenio y la Orden de los Hermanos de la Bienaventurada Virgen María, no eran una excepción. Comparados con los demás La Encarnación no era ni mucho menos de los más relajados. Sin embargo, Teresa sabía que le quemaba algo. Una cosa Dios le pedía y era una mirada a la antigua familia carmelitana. Muchos generales y provinciales lo habían intentado antes con más o menos éxito, pero Jesús, al que tan tiernamente amaba le había regalado su misión, aquella que la marcaría toda la vida y que convertirían en rosas las espinas que en algunas ocasiones (casi siempre) se encontró camino de sus fundaciones. 
La idea, era sencilla. Unas poquitas, como poquitos eran los discípulos más cercanos al Maestro, a manera de pequeño colegio de los apóstoles. Casa pobre, celdas limpias pero austeras, soledad y silencio, oración, sacrificio, trabajo y recreación. Toda una sinfonía de matices que convertirían el Carmelo en aquel cielo que siempre había sido desde su fundación, por allá por la época de Elías y Eliseo profetas. Casi nada. ¡Cómo para no dar su vida en el intento! 
Y así, después de consultarlo y verlo como la única posibilidad, salió decidida de su monasterio, confiando solo en la gracia de aquel que la había llamado, sin temor a nada. ¿Qué llevaba? Pues mire usted, poca cosa. Quizás la ropa, unas novicias y poco más…que hasta la esterilla que había llevado de su antigua morada le pedían la devolviera. ¡Pero Teresa y Jesús habían hecho buenas migas y el había prometido su compañía en el viaje y la autenticidad de su favor!
Así que al amanecer de un 24 de agosto, pero del año del Señor de 1562, una nueva campanita se alzaba para gloria de Dios en Ávila, para su gloria y la de la Virgen Reina del Carmelo. Una nueva casa donde Jesús morar, un nuevo palomar de la Señora…un sitio donde “Solas con Él solo” vivirían para amarle.
¿Estrecheces? ¿Trabajos? Muchos, miles, pero Jesús en medio de ellas impulsaba sus ánimos para dar todo, y mirar como espejo de comparación, aquellos santos padres pasados, cuyo estilo de vida quería vitalizar.
Gracias a la hazaña de Ntra. Santa Madre, hoy el Carmelo Descalzo, se extiende por los cinco continentes. Miles de frailes y monjas emulan por ser aquello poquito que buenamente puedan, el consuelo del Corazón de Cristo, su nueva Betania.
Hoy celebramos ese día, día de Nuestra Reforma. ¿Qué mejor forma de dar a Dios lo que es de Dios que intentar vivir muy en serio aquello que nos dejara nuestra fundadora? Pedimos nos asista su brazo desde la inmensidad de Dios que hoy contempla. ¡Cuida la viña que tu diestra plantó! Y haznos esas Carmelitas cuyo modelo imprimes en tus hijas. Porque siempre más carmelitas seremos más de Dios.
LDVque.M





1. Con muchísima alegría os comunicamos la realización del Primer Encuentro "Grupo Madre Concepción". Los días 25-27 de Septiembre de este año, en Fuenlabrada, Madrid, y específicamente en la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima tendrá lugar dicho encuentro, teniendo como marco  y fin resaltar la figura de la Madre Concepción de San Jaime y Santa Teresa, monja profesa del Carmelo de Santa Teresa en Palma de Mallorca.

Las conferencias abordarán temas como su devoción al sagrado Corazón de Jesús, su ilimitada confianza en la providencia, su abandono en las manos de la Virgen, su fidelidad al carisma teresiano.

Todos los hermanos que quieran participar pueden hacerlo poniéndose en contacto con la parroquia o presentándose al´´i en estos días. Las conferencias estarán abiertas a todos los públicos (aunque no se quiere renunciar al tono familiar del grupo que durante algun tiempo viene trabajando por dar a conocer a dicha Madre). Además de estas charlas se tendrá también rezo del oficio divino, Santa Misa, adoración al SANTÍSIMO SACRAMENTO, puesta en común de experiencias con personas que conocieron a la Madre personalmente y de una forma especial, además se prevé habrá también a través del aula virtual que se aocndicionará Dios mediante en las dependencias y salones de la parroquia, testimonios de personas que a lo largo y ancho del planeta tienen a la Madre Concepción como amiga.

Comenzará el encuentro la tarde del viernes 25 y durará hasta la comida del domingo. De parte de los miembros del grupo,  extendemos la invitación a participar del encuentro a la par que deseamos de todo corazón colaborar con él desde nuestra soledad y silencio, ofreciendonos para que el Sagrado Corazón de Jesús reine y su reinado llegue a todos los corazones. Felicitamos a las Madres de Palma de Mallorca por haber tenido entre ellas a una mujer virtuosa, que si Dios y la Santa Madre iglesia lo permiten tendremos como ejemplo.

Para más información: http://www.madreconcepcion.com/


 




 

Jesús sea en el alma queridos hermanos. 

Con profunda y tiernísima emoción, les comunicamos que hoy 5 de octubre a las 10:45 am nos ha visitado el Señor llevando tras sí la que era de entre las hermanas, la alegría de la casa y punto de encuentro  entre todas, púes en los meses de enfermedad no nos hemos querido separar de ella. Hoy la Virgen ha venido a por ella dejándonos el vacio humano y la alegría de verla descansar en Dios como fue su deseo en esta tierra.

Mercedes Lazo Zbikowski fue su nombre en el siglo que tornó en religión por el del Hna. Ma. del Carmen del Sagrado Corazón. Monja profesa de este monasterio de Écija del 25 de septiembre de 1943 vivió siempre en su palomar andaluz hasta que Jesús encendió la llama de la eternidad en ella apagándose la que la hacía vivir en este mundo.

Nació el 6 de octubre de 1918, mañana era su cumpleaños. Por la misericordia del buen Dios y solo confiando en su amor, pensamos que los celebrará muy lejos de aquí, junto a los que ha amado siempre y por lo que se vino al Carmelo: Jesús, María Santísima y San José.

Pedimos una oración por su alma y los sufragios que mandan nuestras leyes. Sin más y unidísimas en Cristo confiando en su misericordia y tierno amor, la más pequeña de todas

 

Rev. Madre Isabel del Trinidad icd

Boletin informativo # 9 - 2009



4- Esposa para siempre (4 de junio 2009)




En nuestra capilla conventual tuvo lugar, en presencia de algunos sacerdotes, amigos y de NN PP Carmelitas Descalzos, la profesión solemne de la Hna. Agustina de Jesús Sacramentado. 

Durante algunos años se había preparado en nuestro noviciado para este gran día...y llegó.

Felicitamos a la Hermana por la entrega de su vida a Dios en la Orden del Carmen Descalzo.

Ella agradecerá todas vuestras oraciones por su perseverancia e inmolación.
Profesión Solemne de Hna. Agustina de Jesús Sacramentado, pinchad aquí para ver las fotos: http://carmelitasecija.es.tl/ALBUM/kat-5.htm








3- Una nueva palomita para la Virgen. (9 de mayo 2009)




Hna. Teresa de Jesús
(el día de su entrada)



Este domingo 9 de mayo cruzó las puertas del Arca Santa una nueva palomica para la Virgen Reina del Carmelo. Ella es la que trae a estas almas a su casa y a la soledad y recogimiento del Carmelo Descalzo.



Abrazo a la comunidad.

Hace algun tiempo Yarelis, que así se llama en el siglo, venía manteniendo comunicación con el monasterio. Y así fue que arribó a nuestro país proveninte de ese bello país que es Panamá, el 8 de este mes para ingresar en clausura el dia siguiente (Domingo 9).


Las dos Teresas 

Tomó el nombre en religión de Hermana Teresa de Jesús. Su reto consistirá en parecerse a tal Madre y ser como ella.


Celda de la nueva postulante

Animamos a unirse a la Acción de Gracias de toda la comunidad por las bondades que tiene para esta casa y para sus carmelitas.



Despúes de atravesar la puerta reglar, la nueva postulante se arrodilla besa el Santo Suelo y luego la Cruz.


  
Crónicas de Semana Santa desde el Monasterio del Glorioso San José

  
Adoración de la CRUZ. Detalle

Pasado ya el triduo Pascual y demás ceremonias de Semana Santa, nuestra comunidad, como en el caso de la Navidad quiere escribir sus crónicas y compartir con los lectores de nuestra WEB, como se vive este tiempo especial desde la clausura de nuestro monasterio.

La Semana Santa, viene precedida de un tiempo intenso de oración y penitencia. La carmelita descalza, va preparando su corazón en estos días, para subir con su Jesús a la cruz, y acompañarlo en todo momento en su locura de amor por los hombres todos.

No es una preparación solo externa, aunque la liturgia de la Iglesia nos ayuda a “enderezar las sendas” y ponernos en camino hacia el calvario.

El domingo de Ramos abre la Semana Santa de forma oficial. La Carmelita a través de la lectura asidua de la Palabra de Dios y la participación en la Eucaristía, centro de toda la Semana Santa va preparando su ánimo para entrar con Jesús en los misterios de su Pasión, Muerte y Resurrección.

Los adornos de la esposa de un Rey crucificado, no pueden ser otros que la CRUZ y la CORONA de ESPINAS.
Este primer domingo de la semana, recuerda con tristeza las palabras de su Maestro, su llanto sobre una Jerusalén que no le quiere, que le rechaza, condena y crucifica: “Cuantas veces quise juntaros, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas y no quisisteis”. Así llora Jesús por su Israel, perdido en mil ceremonias que no llevan al Salvador, obcecado por las leyes y el fariseísmo...con poco lugar para el amor y la misericordia...y ahí está el Cristo, a las puertas de la inmolación y de la muerte en cruz...sin ser reconocido “A los suyos vino, y los suyos no le recibieron”.
La carmelita de alguna forma vive este desconocimiento de Jesús, muchos en el mundo ni saben que existe, sin embargo ella pide todos los días por cada persona alejada de Dios. Su trabajo no es remunerado, no necesita cuotas ni altas en la seguridad social para ser feliz. Vive en Dios y el solo conocimiento de él y su amor la iluminan cada mañana al dejar el jergón vacío para correr al coro a darlo todo...el corazón a Cristo y su Madre.
Pero la carmelita no solo es desconocida por ella, sino que se une a un Dios que viene desde el cielo a salvar el mundo y precisamente el precio de la salvación de él termina con la muerte del Salvador. Allí...especialmente en estas horas de agonia en la cruz...la carmelita trata de enjugar cada lágrima del rostro del crucificado...calmar su sed de amor por los hombres.... ella quiere vivir intensamente ese “Sin mí nada podreís hacer” del evangelio y se une a su Maestro con todas sus facultades, sufre y llora con él...se inmola por la salvación del mundo, participa de alguna manera, no menos misteriosa que su propia vida en el misterio del Calvario.
Con el fin de poder consolar el corazón de Cristo en estos días, se suprimen en el Carmelo durante la Cuaresma (A no ser en caso de necesidad) las visitas al locutorio, la correspondencia y demás trato con el exterior.. solo resuenan en nuestro interior las palabras del Bautista “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” y a ser toda del Cordero Inmolado se dispone el alma de la Carmelita Descalza.
 

Procesión de Via Crucis. Semana Santa

El Domingo de Ramos se suprime ya las dos horas de recreación para más intensificar si cabe el silencio y el clima de oración propio de todos los monasterios de la orden, por deseo mismo de Ntra. Santa Madre. Luego cada Carmelo tiene sus propias santas costumbres según lo heredado por las fundadoras locales y la Orden a través de los siglos.

Digamos que el corazón de la monja del Carmelo, en esos días se vuelve otra Betania..un lugar donde el corazón de Cristo descansa de tanto desprecio y ofensas con que él mismo es tratado.
Un día muy importante es el Jueves Santo, día del SOL refulgente de la Eucaristía centro de la vida en el Carmelo. A través de la doble reja del coro, la Carmelita Descalza acompaña a su Señor y Dios todos los días de su exilio en la tierra, sabe que Jesús está ahí prisionero de amor por los hombres y que acompañarlo toca. Pero este día la presencia de Jesús vivo y real en el pan y el vino consagrados, se hace más palpable si cabe.
Se vive de forma muy intensa la celebración de la institución de la Eucaristía. En la comida (que es sencillísima) se revive de alguna forma el recuerdo evocador de aquellos discípulos compartiendo el mismo cuerpo y sangre de su Dios.

Carmelitas Inglesas frente al monumento. (óleo).
Se prepara con esmero el monumento, cada flor, cada encaje, cada detalle es minuciosamente decorado por las hermanas encargadas de la sacristía.

La cocinera se esmera en la comida más que de costumbre, parece un oasis en medio de la Pasión de Cristo, la fiesta en la que Jesús se hace para siempre compañero de camino del hombre, pues después de su ida al cielo, se queda en el pan y el vino.
La Madre Priora sirve la comida rememorando la primera Pascua. El refectorio luce sus mejores galas y es exquisitamente adornado...como mejor se puede. Esto sin perder el espíritu de recogimiento y oración, recordemos que la Pasión aún continua y es menester que el Hijo del Hombre, muera en la Cruz.

Después de la misa de la Cena del Señor comienza el triduo sacro. Las campanas que antes repicaban a gloria lanzando sus decibelios por los aires, se cambian por las matracas pobres y solemnes del Carmelo. Junto a esto se practican otras santas costumbres ayudando a intensificar el silencio intentando acompañar el mayor tiempo posible al Señor en el monumento..hasta toda la noche si le fuera posible...no es bueno que su Dios esté solo...no a menos de su carmelita.

Es noche de amor y de secretos entre Jesús y sus esposas. Noches de intimidad en las que ella solo se preocupa de decirle “Te amo...estamos contigo”...Él solo reclina la cabeza sobre su pech
o y descansa...aún le espera la cruz y ahí con él irá su esposa.
Los Láudes y Maitines del Viernes Santo son solemnemente cantados por toda la comunidad monástica.
Entre las santas costumbres de estos días está el ayuno a pan y agua el Viernes Santo, la disciplina durante tres misereres, las propias mortificaciones de refectorio como son el permanecer con la cruz a cuestas durante la comidad, comer sobre los talones en el Santo Suelo, etc. El ejercicio del via vía se hace de forma comunitaria todos estos días.

 

Viernes Santo. Comer sobre el suelo es una mortificación propia del Carmelo en este día. Foto, Carmelo-Francia
Los oficias del Viernes Santo, como no se podía esperar de otra forma enamoran y centran a la Carmelita en su único fin... ha venido al Carmelo a vivir escondida en Dios, ser olvidada de todos y amarle con todas las fuerzas de su corazón. Reconoce a su Maestro pendiente de una Cruz, y quiere pagar con su vida tanto amor.

Sobre el pecho, la Carmelita lleva cada día la cruz de su profesión, cada mirada a esa cruz que sella su pacto...el pacto de un Dios que la a tomado como esposa y madre fecunda de almas, es un cántico de enamorada...cada beso dado a ese crucifijo, en días de primavera floreciente y de fríos infernales ahora en este tiempo especial se intensifican...ella solo vive para amarle, honrarle y obedecerle.
Después de los oficios del viernes, cuando Jesús ya ha descansado, la carmelita se refugia junto a la Madre Dolorosa para vivir con ella la soledad y el desprendimiento de su corazón....le han quitado lo más amado y querido, le han desgarrado el alma...llora la Dolorosa como no podría ser menos y la carmelita cual otra Magdalena, seca sus lágrimas, y las suyas, son secadas por la Santísima Virgen, porque aunque sabe la carmelita que todo acabará.... no puede vivir inamovible ante la exquisitez del amor de Dios.
Solo le resta esperar...esperar porque el SOL volverá a nacer...así espera el Domingo de Resurrección y triunfo...esperar resucitar con Cristo en Dios...esa es su esperanza...y así vive pues como dijera una de nuestras santas más queridas, Teresa de Jesús de los Andes. “Después de una tarde de cruz, llega siempre la mañana de la resurrección”
 
Sin más sus Carmelitas Descalzas de Écija

 

 
Boletín informativo # 8 -2009

JM + JT

Crónicas de Navidad 
Carmelitas Descalzas-Monasterio de San José de Écija 
Hoy desde nuestro Carmelo llegan las crónicas de estas navidades de 2008. Desde antaño, la Navidad a sido un tiempo especial de gozo y recogimiento en el Carmelo Descalzo. La misma Santa Teresa quería se viviese con un tono especial de generosidad, caridad, abandono y confianza.  
Cada claustro, pasillo, patio, capilla y celda, nos trae la mente el misterio que nos nace y que se da para salvación del género humano.
 
Esperamos que disfruten de esta pequeña crónica preparada por el Santo Noviciado.
 

Como todos sabemos, comenzamos en nuestro Carmelo de San José, a preparar la Navidad en el Santo Tiempo de Adviento. Este es un periodo litúrgico con un sabor especial de alegría y recogimiento junto con Santa María la Virgen y San José. Es esta también la vida de la Carmelita: Esperar la llegada del Señor a su vida, en silencio, callada, recogida y atenta... aguardando a Dios escondido en cada corazón.


 
Una de las santas costumbres de este tiempo le llamamos “El Santo Desafío”, así el noviciado desafía a las monjas profesas a ejercitar algunas virtudes, y el acta del reto asa por escrito y es leída al resto de la comunidad. Este año nos tocó ejercitar en grado sumo las virtudes: Recogimiento y Mortificación.
 
Otra de nuestras costumbres es a la que llamamos “El Caminito”. Cada día toca a una de las hermanas pasarlo de retiro en la celda en compañía del Niño Jesús, a quien todas acompañamos hasta la puerta de la celda correspondiente cantando dulce y alegremente el himno: Dulce Nombre de Jesús.
 
Como es tradición el día 24 de diciembre, antes del rezo de Tercia una monja canta la calenda donde se nos anuncia la “GRAN NOTICIA” que desborda el corazón de alegría: Dios se ha hecho niño y nace pobre en un portal de Belén para colmarnos de sus riquezas. Al final, acabamos todas postradas adorando éste inmenso Misterio al son de un villancico más que bello y antiguo propio de la comunidad.
 
Al terminar la Santa Misa de este mismo día 24, nos felicitamos todas las Pascuas. Así en un clima de recogimiento y paz, esperamos en silencio la llegada del Rey de Reyes. Queríamos ser a toda costa aquella cunita que no tuvo el Señor al nacer, anhelábamos cubrirlo con la sábanas de nuestro amor y sacrificios para que encontrara en esta comunidad de Hijas de santa Teresa su morada.

 

En el recreo de la noche, suele hacerse “Las
posadas” que consiste en una procesión en la que vamos cantando villancicos con panderos y demás instrumentos con las imágenes de los Santos Esposos a los que nuestra Madre lleva en brazos por las celdas...allí son muy bien recibidos por sus carmelitas quienes les ofrecen posada.
 
Sobre las 11:00 pm Cantamos los Maitines solemnes de Navidad ya continuación la Misa de Medianoche (Misa del Gallo) que este año estuvo presidida por el capellán de nuestra comunidad: Rev. Padre Francisco acompañado por los seminaristas. Entre todas habíamos preparado con muchísima ilusión cantos y villancicos nuevos. ¡Por fin llegaba el tan anhelado momento de dedicarlos a Nuestro Rey recién nacido. La Santa Misa fue una gozada...sobre todo el momento de recibir al Señor bajo las especies del Pan y del vino...nos venía de ordinario a la mente aquel sentimiento de la Virgen Santísima y de san José al ver al Rey del cielo entre sus brazos.
 
Después de la celebración litúrgica nos fuimos a compartir en el refectorio un riquísimo chocolate caliente (pues hacía muchísimo frío fuera) y dulces que tan caritativamente nos habían obsequiado amigos y bienhechores pasando un rato muy agradable cantando y danzando en honor de Jesús Niño. Por último se sortearon las papeletas de los capellanes para el 2009. Este fue un momento muy emocionante, pues con el Niño Dios también nos llegaba la responsabilidad de acoger como hijos espirituales a todas aquellas personas que a lo largo del año se encomiendan a nuestras pobres oraciones. 
 
El día 25 tres pastorcitas despertaron a la Santa Comunidad con unas nanas al Niño Jesús. El es siempre el centro de nuestras vidas, pero esos días esa idea era algo espontáneo en nuestras mentes, el gozo nos desbordaba. Cada detalle era una llamada a la reflexión...los adornos, los belenes...en fin que todo hablaba del Gran Misterio.
 

El día de los Santos Inocentes, fue algo muy gracioso. Según nuestras costumbres ese día son las integrantes del Santo Noviciado quienes toman el mando del monasterio. Los cargos de priora, supriora y maestra de novicias son ocupados por las postulantes y profesas simples. Todas estábamos tentadas de la risa al ver a las novicias con sus hábitos y velos negros haciendo los oficios de Ntra. Madre... la Madre Maestra no se escapó y hubo de llevar durante todo ese día su velo de novicia.

 

 
El día 31 terminamos el año de la mejor manera: un día de retiro dedicando más tiempo al Señor, dándole gracias por tantos beneficios y bendiciones con que ha regalado a esta pequeña y pobre comunidad. Por la noche del mismo 31, tuvimos el Santísimo expuesto. De esta forma quisimos esperar el nuevo año. Comenzamos la adoración con el canto de l Salve poniendo en manos de la Virgen Santísima Reina del Carmelo los próximos 365 días y un cuarto hasta que arribemos el 2010. Un solo deseo nos embargaba...pedir a la Virgen su Corazón para amar con su misma locura al Amor de los amores.
 
El primer día del nuevo año en el recreo de mediodía hicimos una procesión cantando villancicos llevando al Niño Jesús por todas las oficinas y dependencias del monasterio terminando en el torno donde nos esperaba una deliciosa merienda preparada con primor por la Primera Tornera: Hna. Natividad del Niño Jesús de Praga. En el recreo de la noche ¡Otra sorpresa! Nos esperaban unos riquísimos bombones que nos mandó un amigo de la comunidad. Cada uno tenia escrito una virtud, y así cada hermana salió más fortalecida pues la virtud que le tocaba en su bombón era el deseo de Dios para su vida. A continuación, las papeletas con los Santos Protectores del año.
 
Jesús que no se dejaba vencer en generosidad nos obsequió con otro regalo, la visita de Nuestro Sr. Cardenal que compartió con nosotras la comida. Pasamos un rato de cielo aunque muy cortito por tener otras obligaciones y tenerse que marchar en breve.
 
El día del “Dulce Nombre” como es costumbre, se celebra el día del Santo Noviciado. El Niño Jesús de Praga se lleva toda nuestra mirada y atención... es él el reyecillo del Carmelo. Invitó el Noviciado a una rica merienda multi-país donde no faltaron platos típicos de varios países, así como los jamoncillos mexicanos preparados por nuestra postulante de México no sin contratiempos que al final casi todas las hermanas tuvieron que meter manos al asunto, pues casi se queman. No faltaron cantos y villancicos al niñito.
 
La víspera de Reyes llegaron al recreo de la comunidad, los Reyes Magos del Oriente trayendo pequeños regalitos para cada hermana donde se palpaba el cariño y amor de Nuestra Madre Priora y amigos de la comunidad.
 
Así, en esta adorable sencillez y alegría totalmente teresianas pasamos estas Santas Fiestas de Navidad, entre las hermanas y como fín último y primero...el adentrarnos cada vez más si cabe en el corazoncito de este pequeño Dios que nace para que en él...seamos felices.
 
                                                                     LDVM

Para cualquier contacto escribir a: ecijacarmelitas@hotmail.es