.

Laudem Gloriae






J.M. + J.T.
 
La misión de una carmelita está íntimamente ligada al hecho de ser y sentirse "Alabanza de su Gloria". Esta frase recogida en los escritos de San Pablo y que tan profundamente vivió la Beata Isabel de la Trinidad ocd, carmelita francesa, descansa en el centro mismo de la vocación al Carmelo.

Ante todo una carmelita, es una mujer que ha elegido encenderce y apagarse según la voluntad de Dios en la llama de su amor misericordioso. Le a regalado a Jesús su voluntad, sus deseos y ambiosiones y en cambio le ofrece el ser enteramente su esposa, su amada y su consuelo. Se ofrece calladamente, silenciosamente... apaciblemente por el mundo, por la necesidades de los hombres, por los obispos, sacerdotes, por el santo Padre.

Tiene una misión eclesial que alcanza a todo el cuepo  místico de Cristo, y aquellos que por circunstancias no lo forman. Nada se escapa a su mirada porque ha de mirar por los intereses de Dios. Y ya lo sabemos, lo que más ama Dios es al hombre, esté donde esté y sea como sea. Su amor no conoce de preferencias y para Él cada uno es único, especial y irrenplazable.

Este apartado te ofrece la posibilidad de dejar, al final de este apartado, en el apartado de test, las peticiones, dudas, problemas y alegrías que vives hoy, con el fin de que lo encomendemos en nuestras pobres vidas de carmelitas, porque ese es nuestro llamamiento y a ello estamos obligadas.

Las peticiones que aqui se inlcuyan serán encomendadas por las hermanas especialmente en la oración mental y en el Santo Sacrificio de la Misa. En caso de ser personales, podeis dejarlo de forma discreta y sin mencionar el problema. Jesús conoce todo lo que nos entristece y para él basta que le recordemos a usted en la oración para conocer la intención y poner remedio.

Esperando os guste y participeis...sus hermanas Carmelitas Descalzas de Écija.





ecijacarmelitas@hotmail.es
.